El CBC y el CREAF firman un convenio de colaboración

El Cluster de la Bioenergía de Cataluña y el CREAF firman un convenio de colaboración para promover la investigación y la innovación en la gestión forestal sostenible, con el fin de conseguir un equilibrio entre la extracción de biomasa forestal, el desarrollo óptimo y la conservación de los valores naturales de las masas forestales.

Con este convenio ambas instituciones quieren vincular más estrechamente la actividad de investigación y de innovación tecnológica con las necesidades del sector de la bioenergía. La visión a largo plazo es la de asegurar un recurso energético sostenible para el futuro que, al mismo tiempo, asegure la conservación de los ecosistemas forestales. Para hacerlo posible, se quieren organizar conjuntamente reuniones y seminarios técnicos que ayuden al sector forestal a tomar decisiones ya elegir modelos de gestión orientados a adaptar los bosques al cambio climático y mantenerlos como un recurso sostenible para el futuro, conservando sus valores naturales.

el CREAF es un centro de investigación con una larga tradición en el estudio del funcionamiento ecológico del bosque. Esto le ha permitido evaluar cómo responden los bosques a las diferentes opciones de gestión forestal, o los impactos del cambio climático (sequías, incendios, plagas, etc). Además, ha facilitado que desde el centro se desarrollen herramientas y métodos que hoy en día están ayudando a orientar la toma de decisiones y la gestión sostenible del bosque.

Por su parte, el Cluster de la Bioenergía de Cataluña es una asociación sin ánimo de lucro que representa el sector profesional de la bioenergía en Cataluña y tiene como objetivo el fomento de un uso sostenible de la bioenergía en Cataluña. El Cluster integra más de 60 empresas, así como las principales entidades públicas y del tercer sector, consolidando así toda la cadena de valor de Cataluña. Sus principales objetivos son; comunicar y difundir los valores de la bioenergía, desarrollar el mercado a partir de la generación de grandes proyectos de bioenergía y trabajar para garantizar un recurso de biomasa sostenible y de calidad.

La bioenergía es la primera fuente de energía renovable en Europa, es también la energía renovable hoy en día que crea más puestos de trabajo y es la energía clave para el cumplimiento de los objetivos estratégicos de transición energética y para alcanzar la neutralidad carbónica en el continente europeo. En este sentido, desde el Clúster, se plantea la meta para el 2030, que el sector de la bioenergía contribuya a reducir 250.000 toneladas de emisiones de CO2, Con una potencia instalada de 500 MW y un consumo de 800.000 toneladas de biomasa forestal y agrícola.

"Con este convenio ambas entidades queremos potenciar el flujo de información entre la investigación y el sector de la bioenergía. Queremos ayudar a que la bioenergía se convierta en una de las fuentes renovables alternativas a los combustibles fósiles para afrontar la crisis climática ", comenta Joan Pino, director del CREAF. Por otra parte, Raimon Mariné, Presidente del Cluster de la Bioenergía de Cataluña, comenta: " En un contexto de cambio global como el que estamos viviendo, el sector necesita el acompañamiento de centros de referencia europeos como el CREAF, con amplia experiencia en la resiliencia y el funcionamiento ecológico de las masas forestales.